Gestión en el área del patrimonio
mundial en Cracovia

Halina Rojkowska-Tasak

 

 

En 1978, el centro histórico de Cracovia fue inscrito en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El área cubría casi 150 hectáreas: comprende el área del casco antiguo de Cracovia, fundada en 1257; la colina Wawel, los distritos de Kazimierz (una ciudad judía medieval, fundada en 1335) y Stradom. Cracovia fue incluida en la Lista como uno de los primeros 12 lugares. La entrada se realizó en base al criterio IV, como “un ejemplo sobresaliente de un conjunto arquitectónico que ilustra una etapa significativa en la historia de la humanidad”. En 2016, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO adoptó una Declaración retrospectiva de Valor Universal Excepcional para el Centro Histórico de Cracovia.

Cracovia fue un importante centro comercial, artesanal y artístico; y desde 1364, también fue una universidad que reunió a representantes de varias naciones. Contiene el mayor número de edificios históricos con el valor histórico y artístico más alto del país. La zona que forma parte del patrimonio mundial, sigue siendo un vibrante centro cultural, administrativo, comercial, académico y religioso de la ciudad, diversificado en términos de número y valor en cuanto a monumentos, tradiciones culturales y estatus social de sus habitantes. Es la ciudad más visitada por los turistas (más de 13 millones al año) en Polonia. La riqueza de la conservación del patrimonio y el alto rango de la ciudad a escala nacional, requieren un enfoque multidireccional en el proceso de gestión.

El área del patrimonio mundial está cubierta por la protección legal de la conservación, al ingresar en el registro de monumentos, tanto en el diseño urbano como en los lugares individuales. Los lugares de menor valor están incluidos en el registro de monumentos. Desde 1994, esta área ha sido cubierta por una fórmula adicional de protección, que es la consideración de monumento histórico (Ordenanza del Presidente de la República de Polonia, 8 de septiembre de 1994).

En 2010, se estableció el parque cultural “Ciudad Vieja”. El parque cultural es una forma adicional de protección prevista en la Ley de protección y cuidado de monumentos, teniendo como objetivo el de proteger los espacios públicos del caos y el exceso de publicidad, introduciendo disposiciones que ordenan la cantidad, tamaño y ubicación de las señales, publicidad temporal, intensidad de luz, ubicación de stands temporales, zonas de aparcamiento, eventos permanentes y temporales. Para el parque cultural se han desarrollado planes de gestión y de protección. El parque cultural introducido en el Patrimonio Mundial de la UNESCO se ha convertido en una herramienta eficaz en su organización, además de resaltar valiosos valores históricos y culturales.

Otro instrumento de gestión muy importante que permite el mantenimiento de una sustancia histórica, es la cofinanciación de obras de conservación y construcción en monumentos. Tras el ingreso de Cracovia en la lista de Patrimonio de la Humanidad, con el fin de salvar monumentos destruidos y abandonados, el 18 de diciembre de 1978 se estableció el Comité Social para la Restauración de los Monumentos de Cracovia (SKOZK), cuya actividad se centró en la renovación de monumentos del patrimonio mundial y fue financiada por otras ciudades polacas o corporaciones industriales. El 18 de abril de 1985, el Sejm (la cámara baja del parlamento polaco) aprobó una ley sobre el establecimiento del Fondo Nacional para la Restauración de Monumentos de Cracovia (NFRZK), financiado con el presupuesto estatal. SKOZK se convirtió en el administrador de este Fondo, que hoy reúne a personalidades destacadas de la comunidad de Cracovia, especialistas en la protección y conservación de monumentos y representantes de las autoridades de Cracovia. La revalorización de los monumentos en el centro histórico desde el inicio del Fondo, se llevó a cabo de forma sistemática y exhaustiva dentro de cada edificio. En los últimos años, el Fondo cuenta con aproximadamente 30 millones de PLN (aproximadamente 7 millones de euros) al año, que financia la renovación de los monumentos más valiosos propiedad del Tesoro del Estado, el Municipio de Cracovia, iglesias y asociaciones religiosas y propietarios privados (alrededor de 100 proyectos cofinanciados en un 45%).

El establecimiento del gobierno autónomo de la ciudad en 1990 y la creación en sus estructuras del Conservador Municipal de Monumentos intensificaron las actividades relacionadas con la gestión de los bienes de la UNESCO. Una de las tareas importantes consiste en cofinanciar la renovación, restauración y preparar la documentación necesaria de los monumentos que no son propiedad de la Ciudad de Cracovia. Desde 2003, con la entrada en vigor de la nueva Ley de protección de monumentos y el cuidado de monumentos, ha surgido una posibilidad legal de otorgar subvenciones a entidades no municipales para obras específicas en monumentos. A continuación, el Ayuntamiento de Cracovia aprobó en 2005 una resolución acorde con esa legislación. Cerca de 30 proyectos se financian anualmente por un importe de alrededor de 4 millones al año. Esta ayuda cubrió principalmente la renovación de la fachada de las casas burguesas e iglesias, así como trabajos de conservación de pinturas antiguas y paredes de policromías en las iglesias. De particular importancia fueron las renovaciones de las fachadas de antiguas casas de vecinos en los lugares más importantes de la ciudad: la Plaza del Mercado Principal (Plaza Mayor), la Ruta Real (Calle Floriańska, Calle Grodzka), Mały Rynek, la renovación de las fachadas de los monasterios de los Bernardinos y de los Dominicos que se encuentran dentro de las murallas de la ciudad, el arsenal de la ciudad flanqueado por torres de defensa, trabajos en los conventos de franciscanos, canónigos regulares. Se han priorizado las reparaciones de fachadas y la conservación de los lugares de la UNESCO. Se ha dado apoyo a lugares importantes para la historia y la cultura de la ciudad: la conservación del gran altar de la Iglesia de Santa María (altar de Wit Stwosz, de la segunda mitad del siglo XV), la iglesia parroquial principal de la ciudad y la rehabilitación del Museo Czartoryski que alberga una valiosa colección de obras de arte.

En 2010, se estableció el parque cultural “Ciudad Vieja”. El parque cultural es una forma adicional de protección prevista en la Ley de protección y cuidado de monumentos, teniendo como objetivo el de proteger los espacios públicos del caos y el exceso de publicidad, introduciendo disposiciones que ordenan la cantidad, tamaño y ubicación de las señales, publicidad temporal, intensidad de luz, ubicación de stands temporales, zonas de aparcamiento, eventos permanentes y temporales. Para el parque cultural se han desarrollado planes de gestión y de protección. El parque cultural introducido en el Patrimonio Mundial de la UNESCO se ha convertido en una herramienta eficaz en su organización, además de resaltar valiosos valores históricos y culturales.

Otro instrumento de gestión muy importante que permite el mantenimiento de una sustancia histórica, es la cofinanciación de obras de conservación y construcción en monumentos. Tras el ingreso de Cracovia en la lista de Patrimonio de la Humanidad, con el fin de salvar monumentos destruidos y abandonados, el 18 de diciembre de 1978 se estableció el Comité Social para la Restauración de los Monumentos de Cracovia (SKOZK), cuya actividad se centró en la renovación de monumentos del patrimonio mundial y fue financiada por otras ciudades polacas o corporaciones industriales. El 18 de abril de 1985, el Sejm (la cámara baja del parlamento polaco) aprobó una ley sobre el establecimiento del Fondo Nacional para la Restauración de Monumentos de Cracovia (NFRZK), financiado con el presupuesto estatal. SKOZK se convirtió en el administrador de este Fondo, que hoy reúne a personalidades destacadas de la comunidad de Cracovia, especialistas en la protección y conservación de monumentos y representantes de las autoridades de Cracovia. La revalorización de los monumentos en el centro histórico desde el inicio del Fondo, se llevó a cabo de forma sistemática y exhaustiva dentro de cada edificio. En los últimos años, el Fondo cuenta con aproximadamente 30 millones de PLN (aproximadamente 7 millones de euros) al año, que financia la renovación de los monumentos más valiosos propiedad del Tesoro del Estado, el Municipio de Cracovia, iglesias y asociaciones religiosas y propietarios privados (alrededor de 100 proyectos cofinanciados en un 45%).

El establecimiento del gobierno autónomo de la ciudad en 1990 y la creación en sus estructuras del Conservador Municipal de Monumentos intensificaron las actividades relacionadas con la gestión de los bienes de la UNESCO. Una de las tareas importantes consiste en cofinanciar la renovación, restauración y preparar la documentación necesaria de los monumentos que no son propiedad de la Ciudad de Cracovia. Desde 2003, con la entrada en vigor de la nueva Ley de protección de monumentos y el cuidado de monumentos, ha surgido una posibilidad legal de otorgar subvenciones a entidades no municipales para obras específicas en monumentos. A continuación, el Ayuntamiento de Cracovia aprobó en 2005 una resolución acorde con esa legislación. Cerca de 30 proyectos se financian anualmente por un importe de alrededor de 4 millones al año. Esta ayuda cubrió principalmente la renovación de la fachada de las casas burguesas e iglesias, así como trabajos de conservación de pinturas antiguas y paredes de policromías en las iglesias. De particular importancia fueron las renovaciones de las fachadas de antiguas casas de vecinos en los lugares más importantes de la ciudad: la Plaza del Mercado Principal (Plaza Mayor), la Ruta Real (Calle Floriańska, Calle Grodzka), Mały Rynek, la renovación de las fachadas de los monasterios de los Bernardinos y de los Dominicos que se encuentran dentro de las murallas de la ciudad, el arsenal de la ciudad flanqueado por torres de defensa, trabajos en los conventos de franciscanos, canónigos regulares. Se han priorizado las reparaciones de fachadas y la conservación de los lugares de la UNESCO. Se ha dado apoyo a lugares importantes para la historia y la cultura de la ciudad: la conservación del gran altar de la Iglesia de Santa María (altar de Wit Stwosz, de la segunda mitad del siglo XV), la iglesia parroquial principal de la ciudad y la rehabilitación del Museo Czartoryski que alberga una valiosa colección de obras de arte.

Para promover el patrimonio y aumentar el atractivo de la ciudad por la noche, se implementó un programa de iluminación de los monumentos arquitectónicos más valiosos en el área del centro histórico de la ciudad (sin Kazimierz).

La atención de las autoridades de la ciudad se centra en la actualidad en el distrito de Kazimierz, despoblado durante la Segunda Guerra Mundial debido al Holocausto, y descuidado durante el período socialista. Desde la década de 1990, Kazimierz se ha convertido en un distrito turístico y cultural. En los edificios históricos destruidos se van creando los hoteles, las plantas bajas y las bodegas de las casas ubicadas especialmente en la “Ciudad judía” y están adaptadas para galerías, tiendas, restaurantes, cafeterías, con cafés y jardines en las calles. En los locales se realizan actividades artísticas y culturales, refiriéndose también a la identidad del lugar, lo que le confiere un carácter único. La ciudad apoya esta actividad, especialmente los festivales organizados en Kazimierz, incluido el mundialmente famoso Festival de Cultura Judía, organizado este año en su 29ª edición.

Para el área de Kazimierz, se está elaborando un plan local y siguiendo el modelo del casco antiguo está previsto establecer en la zona un parque cultural. También hay pautas para la iluminación de las edificaciones más características y valiosas.

La gestión integral de los recurso en los monumentos, con especial énfasis en el área del patrimonio mundial, es una de las prioridades del Programa de Protección de Monumentos Comunales desarrollado para un período de cuatro años con la aprobación por el Ayuntamiento de Cracovia en cada periodo. Sobre el Conservador del Patrimonio Municipal, recae la obligación de desarrollar los resultados del programa de la Ley de protección y cuidados de monumentos, y el papel de coordinador de las acciones incluidas en dicho Programa.

!

Tenga en cuenta que muchos turistas visitan Cracovia en esta época del año, recomendamos encarecidamente que reserve su habitación de hotel lo antes possible

OK